Ovula y crea

imagespl057tsb

 

Me obliga la cancion a matarla tiernamente, azotarla con versos entre los ojos, el cafe, en cambio me humea los mios, es un Dia Cero, incontinuo, eterno, infinito. No veo nada. No recuerdo nada. Mis necesidades son innecesarias. Es verdad o mentira? Como llegué a esta vida? Estoy perdido.. deje algo atras? Es un camino largo, largo. Pasos cortos, diminuta presencia del ser. Hay personas extrañas, a mi lado, que no lloran, tienen amnesia, sin sensaciones ni ansiedad.

Es un camino largo hacia la nada o el todo, geografia extensa de pieles y cuerpos a quien debo amar, no quiero. Invento huellas, pasos sobre cenizas del ayer. Cuando sera el dia Uno? Alguien sopla cenizas del ayer, rompe costillas, crea seres desde mia la vida, mas no lo atisbo… siento una herida que no sangra en el vientre. Sera el dia sexto, acaso el ultimo? No se de numeros, por eso no se si es un dia mas o un reflejo, causa o efecto de mi dolor de costillas?   Guitarras y pianos rompen el silencio. Melodias que ignoro de donde viene. Luz de astros sobre la mar negra, oscura, diluida. Una nueva Galaxia crease. A lo lejos surge una luna sin trayectoria. Colisión gigantesca de planetas.

Que dia es? Quiero despertar. Una nueva ciudad bajo la luz de los soles en inviernos frios ha de ser creada. Un abismo de muerte de razones. Choque de astros en el firmamento. Un solo arbol, miles e infinitos frutos. Invertebrados que se arrastran y suben a la planta, envenenada clorofila,  donde muere la razon. La lengua se hace bifida y ahora se arrastra la vida, el hoy, el ahora. Surgen angeles descalzos. Conciencia de señuelos. Murmullo de voces, violines, aleteo de besos, zoofilia. Muerte de la vida. El mundo debe acabar despues. Renacer de fantasias. inicia la vida con cuentos y aquelarres, fabulas preferidas, irreversibles, intocables. De repente somos bipedos y las ropas se caen lentamente, ahora soy un espia, un espectador. Un asesino de albedrios. Consciente.

Por eso tengo el sentimiento de asesinarla. Estoy en sus brazos pero recuerdo mi soledad. Es el oriente en el Universo. Quejas de dos almas iniciales. Hasta donde llegaremos? Alguien resopla en el viento. El barro crea vida? Los remordimientos me dejan atras, no sirven de nada. Recuperacion de la consciencia. Rescate de Evas en naves intersticiales, aeropuertos y cerebros que se crean a si mismos con  voces y voluntades. Ideologías. Miradas diferentes. Eco en la voz. Tatuajes de reptiles y lentamente cascarillas de manzanas ruedan hacia el piso. En otro universo, alguien suelta una carcajada. Se abre una ventana, caen cenizas, polvo estelar. Seres extraños se apoderan de corazones. Alguien mas en la habitacion? Ya no hay melodias.

Dia quinto, inapropiada ocasion de recuerdos. Seres sin tapices. Hay un olor a sopa, caldo cosmico latiendo en ebullicion. La luz ya no alcanza, los angeles no cuidan. La sinceridad se convierte en otro arbol, vil ocasion para la verguenza? Desnudos, compartiendo lo que no se nos permitia… de repente, desnudos, pedimos perdon por ponernos de pie y correr riesgos. Hicimos sufrir a las Deidades y en la distancia, a 159 km de Adís Abeba, Etiopía , un viejo barbudo excava restos y fosiles, buscando motivos, evolucionando, uniendo eslabones, acercando vertices, alcanzo alturas de piramides y cielos, entonces todo el mundo, todas las distancias grandes, las tenia atrapada en un reloj de arena, en el inmenso desierto de neuronas de su IQ. El entorno se congeló. El tiempo relativo de Eisntein se detuvo.

Todo era perfecto. Mas, en un segundo inacabable, en una desesperada trastada, escuche sonidos que me invitaban a la partida hacia otras galaxias y fui despedido. Deje de arrastrarme y salí corriendo hacia ningun sitio y tropecé con unos huesos, breves como esta noche, infimos, casi imperceptibles…parecen un rompecabezas de piezas desgastadas, amarillas, sucias pero indestructibles. Fieles registros de cambios, de evoluciones y dilemas. Al caer de bruces, antes de subir a la aeronave, alcanzo a  gritar Lucy, Lucy… nadie me oye, y solo se escucha a alguien soplando al viento, a la tierra, al fango cosmico, mientras, docena de primates saltan, chillan, comen bananos y defecan el dia siete en las hojas del cuaderno de Charles, el barbudo.

 

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Create a website or blog at WordPress.com

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: